30 mar. 2018

Extraordinaria k.d lang en Nueva York para los 25 años de Constant Craving

En 1993 k.d lang derrotaba en los Grammy a Celine Dion y Mariah Carey las dos máximas estrellas de la industria noventera con 'Constant Craving' canción que marcó su momento más comercial y mediático. Veinticinco años después la cantante celebra el más premiado de sus discos con un tour donde demuestra porque superó (y sigue superando) a las favoritas de los grandes sellos. 

Hubo un antes y un después de 'Ingenue' (1992) para la canadiese k.d lang, tenía cuatro discos publicados y dos premios Grammy de música country (como heredera de Patsy Cline) cuando en su cruce con el pop la llevó a vender más de dos millones de copias sólo en Estados Unidos y recibir 4 nominaciones a los Grammy (incluyendo Álbum del Año) del que obtuvo al de Mejor Interpretación Pop Femenina por sobre Celine Dion y Mariah Carey en toda una batalla de industria por quién sería la gran voz de su era. En ese momento k.d lang se asumió vegana, lesbiana y era aplaudida por gente como Madonna "Elvis está vivo, y es preciosa" decía. Grabó duetos con clásicos como Tony Bennett y Elton John atravesando las posteriores décadas con una colección de discos menos difundidos pero aún más interesantes como el tinte electrónico de  'Invincible Summer' (2000) y el álbum de versiones 'Hymns of the 49th Parallel' (2004). Desde mediados de los '80 su voz nunca ha dejado de deslumbrar, vestida de country, en traje de pop, en grabaciones de blues, folk o canción tradicional es asombrosa.  

Los 25 años del impacto de  'Ingenue' ( por supuesto del single 'Constant Craving' aún vigente en las FM de pop adulto) se celebraron con una re-edición y un tour por Australia, Canadá y Estados Unidos "La gente del público también tiene una relación de 25 años con el álbum o sus propios descubrimientos aún con la música" dijo en una entrevista hace unos días. Y el pasado lunes se presentó en el fabuloso Beacon Theatre de Nueva York con entradas agotadas (capacidad cercana a las 3 mil personas). Acompañada de una impecable formación de 5 músicos y dos coros su voz figura más contundente y voluble para revisar el álbum en su orden original y versiones mejoradas con toques de rock y jazz. La número 10 y más aplaudida 'Constant Craving' luce esplendida, elegante y más poderosa que la versión radial. 



Continúa con 'Honey and Smoke' del muy bien comentado disco 'case/lang/veirs' (2016) y una sesión de covers de autores favoritos (Joni Mitchell, Neil Young) y el momento más ovacionado del concierto 'Hallelujah' de Leonard Cohen en una de sus versiones más emocionantes. La interprete no deja de sorprender con lo que canta o en los  diálogos que mantiene con su público, bromea con su banda y sobre si misma, es fabulosa en ambas interpretaciones. La ocasión para festejar uno de sus discos más importantes y de paso demostrar que sigue siendo una de las grandes voces de todos los tiempos, vigente y con aún capacidades para seguir sorprendiendo. Excepcional y única en su tipo.  

@robertocarreno desde NYC