6 ene. 2011

Denver y Javiera Mena : Música Romántica y Bailable

Anoche dos de los mejores discos del pop indie local sonaron en vivo en Centro Cultural Amanda, Denver y Javiera Mena mostraron los progresos de su performance y validaron en directo la solvencia de su cancionero.

Ante unas 250 personas, Denver presentó las más escuchadas canciones de su segundo álbum 'Música, Gramática, Gimnasia' una de las producciones nacionales más recomendadas del 2010. El dúo -en formato de quinteto- lució una correcta selección de tracks que de manera ascendente fueron ganando ritmo y afinación. De melodías folk como 'En medio de una fiesta' y 'Diane Keaton' hasta momentos intensos de electropop como 'Los Adolescentes' y 'Litoral Central' con una banda cohesionada y correcta amplificación. El flamante single 'Lo que quieras' no pierde el tono y su estribillo es coreado por los entusiastas fans. Cuarenta minutos de un grupo que a 4 años de su debut se paso a la primera plana del indie capitalino con muy buenas canciones y una formación en vivo que justifica los buenos comentarios del disco.

El caso de Javiera Mena es distinto, las composiciones de su reciente álbum 'Mena' vuelven al origen y suenan crudas como sus demos. Y Javiera con más control vocal se desenvuelve mucho mejor en el escenario interpretando (junto a un trío de bajo, batería y coro) las más valiosas canciones de su reciente lanzamiento, como 'Luz de piedra de luna', 'Primera Estrella' y 'Sufrir' que lejos de la superproducción del registro en estudio suenan más simples y bailables. Pero al show le falta banda y más presencia musical de los sesionistas, son canciones enormes pero en este show no hay mucha distinción entre ellas. Y extrañamente las versiones para sus antiguos sencillos, del primer disco, suenan perdidas (las desafinaciones en 'Esquemas Juveniles' y 'Al Siguiente Nivel' sin pulso) en un tono que no le acomoda del todo a su registro vocal. Sin embargo Javiera, como solista, demostró progreso y como autora es dueña de las canciones más originales del pop latino actual, sólo que aún debe resolver el traspaso de sus grabaciones a su performance en vivo.

La mejor sensación que deja el show de anoche es que, como tambien ocurre con Gepe y Odisea, las bandas "alternativas" han dejado de justificar sus acoples como una muletilla propia del indie y muestran profesionalismo y mejor sonido. Ese viejo mito de que para ser "cool" hay que tocar tarde y sonar mal se acabó en Chile, y hay un par de bandas con estupendos discos avanzando en tocatas de mayor factura técnica demostrando que pueden más.