4 jun. 2017

Primavera Sound 2017, todos a la música

Una semana de conciertos y actividades alrededor de Primavera Sound, uno de los mayores festivales de España y el continente europeo. Unas 150 mil personas entre las tres jornadas en el Parc del Fórum que además suma una tarde gratuita para la comunidad barcelonesa, sideshows, tocatas y conferencias en la feria de industria Primavera Pro. En su edición número 17 el evento continúa mostrando sorpresas.  

Si Barcelona es una de las ciudades más turísticas y activas del viejo continente Primavera Sound es uno de sus hitos a conocer, personas de todo el mundo viajan para ser parte de un gran festival de música frente el mar (casi la mitad llega desde el extranjero según informó la organización). Una gran explanada con una docena escenarios paralelos y una cantidad de bandas que es imposible alcanzar a ver. Todo funciona a su tiempo, programación, las barras de cerveza y comida disponibles a lo largo de todo el recinto, activaciones de marcas, zonas VIP, feria de discos y merchandising. En contra; La acumulación de basura, vasos plásticos visibles en todo camino. Aunque uno de los mayores aciertos para el público son los shows sorpresa fuera del cartel que este año tuvo a Arcade Fire en un escenario montado sólo para la intervención, Mogwai y Haim.

Miss Garrison en plena evolución
Pero todo comenzó el lunes anterior con los primeros shows en salas de la ciudad y desde el miércoles 31 en las actividades de Primavera Pro, un encuentro de contenidos y charlas en torno a la industria musical que se realiza en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) conversaciones  y conciertos que incluyó la presencia chilena a través de la comitiva Pro Chile (IMI Chile, Consejo de la Cultura) y tres bandas seleccionadas por IMI y luego la producción del festival; Adelaida, De Mónaco y Miss Garrison que tocaron en el CCCB y el escenario Pro de Primavera. Aunque este año sólo hubo una chilena en el cartel oficial, Soledad Vélez, de Concepción radicada en Valencia que deslumbró con un set de rock oscuro y alternativo, así una artista nacional activa en el medio español sin lobby ni ayuda de comitivas chilenas que con dinero del Estado viajan a exportar discos y artistas -en su mayoría- sin experiencia fuera del país. La misma comitiva Pro Chile en Barcelona continúa a la feria MIDEM en Cannes, sería bueno que pudieran mostrar resultados de esos viajes porque hasta ahora los nombres de Chile que se mueven en el extranjero son por trabajo propio (como ejemplo, las únicas chilenas con circuito en España Javiera Mena y Soledad Vélez)  

Adelaida rock de Valparaíso en Primavera Pro
Este año el grupo porteño Adelaida fue seleccionado para tocar en el encuentro pero el Consejo de Cultura y el fondo Ventanilla Abierta solo financia el traslado de dos de las bandas para este festival, dos de tres. Los integrantes se acomodaron en distintas casas de amigos y se consiguieron la plata para viajar y aprovechar la instancia como experiencia. Similar a lo que pasó el año pasado con Planeta No

El Estado de Chile, a través del Consejo de Cultura, y ProChile financian la asistencia de comitivas chilenas a ferias internacionales para promover la música nacional, sin embargo es un círculo cerrado que ya en siete años de participación en Primavera Pro aún no muestra resultados, es más, ir a sus cócteles termina siendo una conversación entre los mismos chilenos (¿para qué viajar a Barcelona si eso se puede hacer en Santiago?) y más que promover “la música chilena” cada quien trata de presentar lo propio. Un ejemplo concreto, al recorrer las tiendas de discos de España figuran nombres clásicos; principalmente Lucho Gatica y ediciones de Quilapayún, Inti Illimani y Víctor Jara, ahí una misión bastante mayor (patrimonial, visión de país) que traer sellos pequeños y bandas tan emergentes sin conexión en el medio local. Y en el año del Centenario de Violeta Parra bien poco se pudo saber al respecto. Para asistir a ferias internacionales hay que tener algo más que un discurso de “soy independiente” porque no los hace víctimas ni mejores.

@carolineSM de New Gen
Y mientras en el CCCB se realizan tocatas al aire libre y abiertas para el público en las charlas (se necesita acreditación) se conversa y reflexiona sobre técnicas de promoción y estrategia entre distintos agentes interesados, tres días para profesionales de industria entre los que se busca -básicamente- conectividad e intercambio. Recomendado para mánagers, agencias de booking y sellos con artistas que tengan movimiento y sustento en su país de origen (en lo posible regional). Algo que mostrar, sino esto termina convertido en un paseo y una inversión innecesaria. Este tipo de instancias o eventos como MIDEM  a muchos de la comitiva chilena les queda grande, son para industrias formadas, antes de salir fuera hay otras falencias locales que organizar. 

También el miércoles se inaugura Primavera Sound en el Fórum con una jornada gratuita -acceso libre a la comunidad- donde por ejemplo estuvo Saint Etienne (un rico grupo de estudio pero que en vivo queda flojo) o el regreso de 7 Notas 7 Colores, clásico del rap español. Tarde familiar, padres con niños lo que no impide que se pueda comprar alcohol en las barras.

Soledad Vélez, un paso adelante
La jornada del jueves contó con la chilena Soledad Vélez una grata sorpresa para la mayoría de los asistentes, una artista con todas las facultades para llamar la atención en cualquier evento alternativo de Europa. También estuvo Glass Animals en un muy buen momento para su concepto de electropop, Solange y un elegante espectáculo de soul, Bon iver con un sonido profundo y futurista hasta una intensa Kate Tempest el rap más crudo de hoy. También muy buen resultado para los chilenos Miss Garrison en el escenario Pro, captaron público con una performance de categoría internacional, entre el trip-hop y el ambient. En la misma diversidad Slayer el metal más deslumbrante y pleno, un tipo de concierto al que normalmente los no metaleros no podemos acceder y que vale totalmente la pena presenciar.

Por la misma entrada (175 euros el abono, poco más de $130.000 pesos chilenos) la segunda tarde (el festival comienza de 17:00 PM y sigue hasta las 05:00 AM) estuvo la increíble voz de Sampha, el popular y simpático Mac Demarco, el show sorpresa de Mogwai y la elegancia de Arab Strap y The XX, variedad de gustos ante todo aunque siempre en código alternativo.


El sábado segunda función de The Magnetic Fields en el auditorio, un lujo de escenario, con una ópera de pop y hermosa puesta en escena. Y en el mismo escenario rato después la conmovedora Rosalía (& Raúl Refree) revelación del flamenco actual, una voz rotunda que será un puente entre curiosos y el género. Y la diversidad presentó a un clásico Van Morrison, el electropop de Metronomy, el folk de Julie Doiron, Teenage Fanclub, la fantástica Grace Jones con décadas de elegancia o el esperado show estelar de Arcade Fire confirmados entre los grandes de su era. Por tiempo y espacio imposible alcanzar a ver todo lo que suena durante el festival pero todos coinciden en un último show; DJ Coco cerrando en pleno amanecer con el mar de fondo, la última postal de un festival que aunque pese al cansancio no quieres terminar, fuimos por la música y nos regresamos a casa pensando en todo lo que escuchamos y nos falta por escuchar, Primavera Sound 2018 podría ser una buena opción. 

LINKS

22 may. 2017

Los Bunkers, Ahora que no estás

Bunkeros ¿qué banda siguen hoy?
En su mejor momento Los Bunkers anunciaron su disolución dejando un vacío en la música chilena que dos años después del anuncio ningún otro grupo local ha logrado suplir. Se trataba de una banda a gran escala, de canciones coreables y bien tocadas, de expresión social y romántica que los afirmó como un grupo transversal. El grupo de rock pop chileno de mayor ascenso de la última década fue la gran ausencia en La Cumbre del Rock Chileno.

"Puede que Los Bunkers no se junten nunca más" afirmaron los hermanos Álvaro y Gonzalo López en La Tercera mientras presentaban a su proyecto LÓPEZ, que en su primer año de formación grabó un EP que ha sonado a través de temas como 'Me voy' y 'Lo que pudo ser' singles con todas las condiciones para una banda nueva pero que en la comparación con su historia como Los Bunkers suenan incompletas. Porque la precisión y carácter de los hermanos Durán (Francisco y Mauricio) era el 70% del sonido de la banda así también el pulso del batero Mauricio Basualto. Los Bunkers eran un quinteto pero de dos líderes y tres equipos. 

Mientras que en México la dupla Durán se dedicó a la producción; 'Cuestión de Esperar' de Pepe Aguilar (trabajo con el que recibieron una nominación de los Latin Grammy a la Grabación del Año) y un disco colectivo tributo a Los Angeles Negros. Así en Chile siguen estando entre los autores más tocados por las radios con 'Bailando Solo' de su último disco (La Velocidad de la Luz, 2013) y 'Llueve sobre la Ciudad' (sino el mayor hit del grupo). Entre el demo de 'El Desaparecido' (1999) y el disco de versiones de Silvio Rodriguez acumularon éxitos como pocas bandas chilenas podrían demostrar. Con lo que Los Bunkers dejaron de tocar en el verano a lo largo del país varias bandas del rock pop nacional duplicaron el trabajo por temporada (¡Saludos Álvaro Henríquez!).  

Los Bunkers tenían aún más canciones por encarar pero el desafío de cada nuevo disco y giras los tenía inquietos y agotados, la lucha de fuerzas al interior del grupo que siempre amenazó su interna terminó por explotar y separarlos justo cuando en Chile no tenían competencia y comenzaban a llegar a tocar a otros países fuera de México. La historia se repite una y otra vez, en similares o distintas condiciones; Quilapayún, Inti-Illimani, Los Ángeles Negros, Los Prisioneros, La Ley, Makiza, algo siempre no termina por encajar y el éxito nos atrofia, o tal vez ha sido la decisión más madura (¿correcta?) de un grupo de amigos que antes de verse forzados a seguir decide cerrar el capítulo de una manera limpia y sincera.  

Una buena réplica es el tema adelanto de Lanza Internacional el nuevo proyecto de la dupla Durán, ofrece algo diferente. 

Pero ahora que no están la escena local siente su ausencia, ni la nueva separación La Ley importó tanto, sin Astro la cosa no cambia nada y si se acaba Ases Falsos mucho menos, pero Los Bunkers son como la selección sin Vidal. 

8 may. 2017

Spotify y la música rápida.

Melómanos sobreviven en tiendas especializadas. 
Que la manera en que consumimos música ha mutado no justifica lo que hace Spotify como una plataforma de escucha rápida, virulenta y publicitada. Aunque para jóvenes que sólo han visto los casetes en fotografías esto resulte un modelo más cómodo y democrático de oír música en verdad están siendo absorbidos por una maquinaria mayor; Hacen creer que lo oyes es lo que quieres escuchar pero sólo se trata de otra industria tan y aún más manipuladora que lo que fue la era del disco (los sellos y una red de radios, TV y los CD´s). Si ahora Spotify concentra la mayor cantidad de usuarios y escuchas musicales en el mundo tiene un poder de influencia en la imposición de nuevos hits y tal como en décadas pasadas son las multinacionales -que a través de la publicidad y acciones en la compañía sueca- siguen al mando. Las canciones más escuchadas y los lanzamientos destacados pertenecen principalmente a Universal y Sony, no es casualidad.  

Pero está plataforma para “descubrir” nuevos éxitos no tiene alma, es un pasar de músicas similares una y otra vez, de listas, como se solía hacer desde nuestro PC aunque sin el peso de la descarga ni tantos pagos. Y está gran parte de la música popular pero no toda y es ahí donde tenemos la capacidad de abstracción, volver al rastreo y al mínimo esfuerzo. Porque todo esto de que la música esté a un click le ha restado significado y ha reducido el concepto de álbum a un tema. Si, quizás Luis Fonsi lo merece pero no un disco de Gustavo Cerati, Joni Mitchell o Michael Jackson.

Como fueron los programadores radiales en Spotify se trata de “curadores” a cargo de las listas de donde se sostienen la mayoría de los éxitos. Existe todo un lobby de editoriales y agencias en torno a estos influyentes que podrían darle salida a la canción de un grupo debutante junto a los estrenos pop de las multinacionales. Cambian formatos pero esta es historia contada.

“Es inevitable, es algo que está sucediendo, nos guste o no. Pero esto sí me plantea la pregunta de cómo voy a poder sostenerme, porque lo que me paga Spotify no me alcanza siquiera para pagarles a los músicos que tocan conmigo ni a la gente que trabaja en los discos. El modelo todavía no funciona” decía Beck hace un tiempo, algo que el cantante de Radiohead comparte “La gente piensa que está en una época donde la música es libre, el cine, gratis. No es verdad”. Nos debemos acostumbrar a los cambios y a que la comercialización de música contra pronóstico aún es posible aunque el Streaming atente contra toda la mística que tenía y que todavía tiene consumir música.  

Entonces Spotify funciona como McDonald´s o un H&M, algo rápido y bajo costo para no complicarse, pero siempre habrá quienes prefieran pagar un poco más por algo más elaborado, porque las millones de reproducciones de ‘Despacito’ jamás reemplazarán la experiencia de un James Brown en vinilo. Nunca jamás.