18 abr. 2018

Segunda vuelta; Regresan Jirafa Ardiendo y Casanova

Archivo Jirafa Ardiendo
Jirafa Ardiendo apareció en los '90 como una promesa latente de rock-pop nacional, una de las bandas favoritas de la Zona de Contacto y el circuito alternativo de la época, pero como sucedió con otros generacionales (Cristian Fiebre, Sien, Mecánica Popular) fue más prensa musical que difusión radial y grandes audiencias. Y a pesar de las dificultades de ese contexto -la atención en la separación de Los Tres y la irrupción de Los Bunkers- la banda sacó al frente buenos discos y una colección de potentes singles 'Sopa' (Siesta, 2000), 'Vidrio' (Persona, 2003) o 'Confío' (Pulmonía, 2008) combinando armonías y experimentación (disponibles en Spotify). Se separaron el 2009 pero acaban de anunciar su reunión sumándose a los reencuentros de otras bandas noventeras (Sien, Solar) noticia celebrada por antiguos fans y seguidores que descubrieron a la banda después de su disolución. En un contexto totalmente distinto el grupo podrá revalidar su buena reputación y darle un tanto de justicia a su historia, que siempre mereció más.

Casanova desde el estudio (foto yoyotero)
Similar al caso de Casanova, cuarteto pop-rock que debutó en el 2004 con categoría de revelación gracias a su potencialidad y factura. Dos ex Santos Dumont el cantante Julián Peña y el guitarrista Rodrigo Otero junto a José Luis Saavedra y Felipe Quiroz completaban la formación, un pop de texturas y estribillos como la más difundida 'Un Año Más' naturalmente radial, aunque emergieron en una etapa confusa para la música chilena entre la caída de los sellos, la baja de la Rock&Pop y el manto mediático de Rojo Fama Contra Fama. Hubo un segundo disco 'El amor es una trampa mortal' (2006) aunque las canciones sonaban mejor y más sólidas en los shows en vivo. Se separaron el 2007, el cantante lanzó un disco solista y siguió colaborando con otros proyectos (Ángel Parra Trío, Latin Bitman, Señor Coconut) mientras que Otero se hizo guitarrista estable de Nicole. Hace unos meses se reunieron a ensayar y preparar nuevos temas que ahora registran en estudio. Una nueva oportunidad para una de las mejores bandas de la década pasada (aunque pocos se enteraron). 

17 abr. 2018

DISCOS / Soledad Vélez, Nuevas Épocas

Soledad Vélez
Nuevas Épocas (Subterfuge Records)
★1/2
Cuarto disco y el primero en castellano de la cantautora chilena radicada en España. En 'Nuevas Épocas' Soledad Vélez transforma el lenguaje pero también su sonido entre teclados y sintetizadores, un viaje a la new wave y la inspiración de Violeta Parra. 

"Déjame ya de mentirme que tú solo quieres follar, deja ya de engañarme a mi me gustas de verdad" canta Soleda Vélez en 'Vamos a tu casa' un corte electropop declaradamente sensual, totalmente distante del folk purista del debut 'Wild fishing ' (2012) y la oscuridad de 'Dance and Hunt' (2016). Y aún más pop y bailable 'Ven para acá' (alguna influencia de Javiera Mena) y 'Cuando me Dices que No' en una versión más dulce de solista no antes revelada. También cuenta con la participación de Gerard Alegre de El Último Vecino en uno de los sencillos 'Cromo y Platino'. 

Si durante el 2017 estuvo haciendo conciertos en tributo a Violeta Parra eso repercute en este disco, la inspiración en lengua materna y el último corte 'Compañera' donde reaparece la voz más voluptuosa, principal argumento en la carrera de la cantante, ahora más dance y cercana al pop pero siempre desde un lugar propio.

30 mar. 2018

Extraordinaria k.d lang en Nueva York para los 25 años de Constant Craving

En 1993 k.d lang derrotaba en los Grammy a Celine Dion y Mariah Carey las dos máximas estrellas de la industria noventera con 'Constant Craving' canción que marcó su momento más comercial y mediático. Veinticinco años después la cantante celebra el más premiado de sus discos con un tour donde demuestra porque superó (y sigue superando) a las favoritas de los grandes sellos. 

Hubo un antes y un después de 'Ingenue' (1992) para la canadiese k.d lang, tenía cuatro discos publicados y dos premios Grammy de música country (como heredera de Patsy Cline) cuando en su cruce con el pop la llevó a vender más de dos millones de copias sólo en Estados Unidos y recibir 4 nominaciones a los Grammy (incluyendo Álbum del Año) del que obtuvo al de Mejor Interpretación Pop Femenina por sobre Celine Dion y Mariah Carey en toda una batalla de industria por quién sería la gran voz de su era. En ese momento k.d lang se asumió vegana, lesbiana y era aplaudida por gente como Madonna "Elvis está vivo, y es preciosa" decía. Grabó duetos con clásicos como Tony Bennett y Elton John atravesando las posteriores décadas con una colección de discos menos difundidos pero aún más interesantes como el tinte electrónico de  'Invincible Summer' (2000) y el álbum de versiones 'Hymns of the 49th Parallel' (2004). Desde mediados de los '80 su voz nunca ha dejado de deslumbrar, vestida de country, en traje de pop, en grabaciones de blues, folk o canción tradicional es asombrosa.  

Los 25 años del impacto de  'Ingenue' ( por supuesto del single 'Constant Craving' aún vigente en las FM de pop adulto) se celebraron con una re-edición y un tour por Australia, Canadá y Estados Unidos "La gente del público también tiene una relación de 25 años con el álbum o sus propios descubrimientos aún con la música" dijo en una entrevista hace unos días. Y el pasado lunes se presentó en el fabuloso Beacon Theatre de Nueva York con entradas agotadas (capacidad cercana a las 3 mil personas). Acompañada de una impecable formación de 5 músicos y dos coros su voz figura más contundente y voluble para revisar el álbum en su orden original y versiones mejoradas con toques de rock y jazz. La número 10 y más aplaudida 'Constant Craving' luce esplendida, elegante y más poderosa que la versión radial. 



Continúa con 'Honey and Smoke' del muy bien comentado disco 'case/lang/veirs' (2016) y una sesión de covers de autores favoritos (Joni Mitchell, Neil Young) y el momento más ovacionado del concierto 'Hallelujah' de Leonard Cohen en una de sus versiones más emocionantes. La interprete no deja de sorprender con lo que canta o en los  diálogos que mantiene con su público, bromea con su banda y sobre si misma, es fabulosa en ambas interpretaciones. La ocasión para festejar uno de sus discos más importantes y de paso demostrar que sigue siendo una de las grandes voces de todos los tiempos, vigente y con aún capacidades para seguir sorprendiendo. Excepcional y única en su tipo.  

@robertocarreno desde NYC